Facebook Twitter

La sección de mascotas del centro de jardinería Viveros La Mezquita (Cuenca) ocupa el 40% de la superficie cubierta de la tienda y está complementada con peluquería canina y clínica veterinaria. Tienen abierto al público de lunes a domingo y cuenta con subsecciones de acuariofilia, aves, roedores, granja y nutrición canina y felina, accesorios, higiene, juguetes para perros y gatos.

Viveros la Mezquita es una empresa familiar, con más de 50 años de presencia en Cuenca. Nacieron hace tres generaciones dentro del sector del huerto, en una época en la que era la base económica de muchas familias y no un hobby. En los años 90 se renovaron ampliamente las instalaciones y se culminó con el traslado y transformación de la tienda urbana hacia un centro de jardinería en las afueras de Cuenca. La sección de mascotas dentro de Viveros La Mezquita se inauguró en 2006 y en la actualidad cuenta con 2700 m2, que son atendidos por un equipo de 7 personas.

“Nuestro objetivo es ser la primera opción de compra en el sector de las mascotas y la jardinería de nuestra provincia, y ser un referente nacional en lo que se refiere a instalaciones, surtido y servicio. Queremos aumentar los servicios ofrecidos, ampliando de aquí a cinco años con cafetería, residencia canina y escuela de educación canina permanente”, destaca Beatriz Orozco, veterinaria y responsable de la sección de mascotas en Viveros La Mezquita.

Puntos fuertes de su establecimiento.

La amplitud de sus instalaciones, la elección del surtido, la atención al cliente y el animal vivo son fundamentales en la oferta de Viveros La Mezquita.  “Nuestros clientes buscan el consejo especializado, además de pasar un momento entretenido con los niños, que se lo pasan bomba en nuestra tienda”, señala B. Orozco.

El 25% de la tienda está dedicada a acuafiofilia. Dispone de doce baterías dedicadas a pez de agua fría, tropical y  cíclidos. Los roedores y aves ocupan otro cuarto de la superficie. Los periquitos dentro de las aves son los protagonistas. En cuanto a roedores, el hámster es la primera mascota de los niños, en cambio el conejo está orientado a un público más maduro. El resto de la tienda lo ocupa la sección de perro y gato, cada uno con una amplia gama de alimentación, accesorios y juguetes. La clínica veterinaria tiene acceso directo al exterior y tiene 200 metros cuadrados. La peluquería tiene unos 80 metros cuadrados, un espacio muy amplio que se aprovecha para hacer charlas y cursos.

La nutrición canina y felina es el líder en facturación. En segundo lugar los animales, seguido de higiene y snacks. “Éstos últimos son los que más crecen con diferencia,… nos gusta mimar a nuestras mascotas”, afirma B. Orozco.

Incorporaciones y tendencias

En Viveros La Mezquita llevan meses mejorando la sección de gatos, incentivando el uso de fuentes, rascadores y feromonas. La familia de correas y arneses está sufriendo, por eso quieren apostar por el diseño y productos innovadores que no dañen al perro en el paseo o en el viaje en el coche. Los piensos Grain free y de ingredientes de alta calidad tienen un gran recorrido, por lo que seguirán introduciendo nuevas referencias.

Peluquería y clínica veterinaria

Desde hace varios años, Viveros La Mezquita ofrece servicio de peluquería y clínica veterinaria. Disponen de unas completas instalaciones con quirófano, radiografía digital, hospitalización y dos consultas. El amplio horario y la facilidad de aparcamiento son aspectos muy valorados por sus clientes. Viveros La Mezquita también ejerce de mayorista, vendiendo a puntos de venta de toda la provincia,  ya son son distribuidores de Affinity y socios de la central de compras Dapac.

Perfil de sus clientes

El cliente de mascotas en Viveros La Mezquita es muy variado. “Empezando por los niños, -que aunque no es el comprador directo es el motivador para que sus padres se inicien en acuariofilia, o tengan su primera mascota como un hámster-.En lo que se refiere a nutrición canina y felina, el cliente que busca calidad y consejo profesional acude a nosotros. El rango de edad es muy amplio. También conservamos un perfil senior que está unido a nosotros a través de la sección de huerto y jardinería, y que está aficionado a las gallinas, aves de corral o los pollitos, y también consume alimentación y accesorios relacionados con la granja”, destaca B. Orozco.

×

Los comentarios están cerrados.