Para un desarrollo y crecimiento óptimos.

Los conejos, los erizos y otros animales pequeños son naturalmente intolerantes a la lactosa y, cuando crecen, tienen una gran necesidad de energía para mantener su rápido crecimiento. La leche de sustitución de Beaphar ha sido especialmente formulada con el nivel más bajo posible de lactosa, sólo el 1,1%, y un alto contenido en grasa para asemejarse a la leche materna natural. Convirtiéndola en la alternativa perfecta para alimentar a erizos, conejos y otros animales pequeños.

https://www.beaphar.es/

atencionalcliente@es.beaphar.com

 

Deja un comentario

Debes identificarte para publicar un comentario.